¿Dónde estaba el muro?

Esta es una pregunta que nuestros huéspedes nos formulan a menudo. Las guías turísticas señalan a un lugar con los restos pintados del muro llamado “East Side Gallery” o a los sitios conmemorativos oficiales. En el Luise usted no tiene que buscar lejos para encontrar el muro, puesto que el edificio mismo fue parte de esta inhumana frontera entre los años 1961 y 1989.

El anhelado oeste estaba justo al lado. Empezaba en las vías del ferrocarril que llevan al paso fronterizo de la estación de Friedrichstrasse, la única frontera para las líneas de metro y los trenes de pasajeros de Berlín entre el este y el oeste.Especialmente en los primeros años tras la construcción del muro, este tramo del ferrocarril fue el objetivo de muchos que pretendían huir de la República Democrática Alemana. Intentaban saltar dentro de los trenes o cruzar las vías hacia el oeste. Incluso desde el Luise, como ha atestiguado mucha gente.

Como resultado, el “Ministerio de la Seguridad del Estado” vació de arrendatarios la mitad izquierda de Luise, que vio como sus puertas y ventanas eran selladas con ladrillo pasando a formar parte de la zona fronteriza. Esta sección del edificio cayó en desuso y solo fue utilizada de nuevo tras la finalización de los trabajos de renovación en el hotel en 1998.